jueves, 16 de octubre de 2014

CONJUROS DE PODER, EL DISCO MÁS OSCURO, PESADO Y CONTUNDENTE DE REINO ERMITAÑO


Reino Ermitaño inicia en unos días su segunda gira por Europa con su flamante quinto álbum Conjuros de Poder bajo el brazo y me atrevería a decir que es el mejor disco que han parido los ermitaños en estos 13 años de ascendente carrera musical en la que se han consolidado como la mejor banda “pesada” (léase doom, stoner o como quieran calificarla) de estas tierras, y por qué no decirlo, de Sudamérica.
Conjuros de Poder tiene un comienzo avasallador con tres cortes que pagan el disco con creces. Arranca con la aplastante y oscura Caléndula obra de Marcos Coifman (bajo).

“Como las hojas en la oscuridad 
Me entrego al viento de otro lugar 
Y abrazo el estruendo como olas de un mar 
Sin credo ni templo ni hogar” 

Y los ermitaños no te dan tregua porque empalman con Ancestral, misteriosa y cautivante inspiración nuevamente del ‘vikingo’ Coifman. Aquí, Eloy Arturo, guitarrista de Kranium, ejecuta uno de los mejores punteos que le he escuchado, lleno de pasión, dejando el alma en cada nota.

“No me vence el horror de este mundo
 Yo navego en ríos profundos 
Me alimento de ausencia” 

Arremete Abraxas, con unos de los riffs más “heavy metal” que ha creado el cuarteto hasta el momento obra de Eloy, letra de la vocalista Tania Duarte. 

“Rompe el mundo, rompe el cascarón 
En una mano látigo y mayal 
En otra escudo, rama de nogal” 

La intensidad baja un poco con Estigma de Caín, composición de la vocalista. La pesadez repetitiva se convierte en contundencia. 

“Nacido de ocaso 
Al inmenso holocausto 
De esta insensatez, la vida” 

Circe, obra de Coifman, lo más oscuro y negro que ha engendrado el Reino, con el apoyo de Eddie Plengue en la guitarra Black Metal. La voz de Tania matiza su tono habitual con uno desgarrado, más brujeril que nunca. 

“Mira lo que te ofrezco 
Lo más perverso, la peor verdad 
Vives sin sol ni grito 
Lo más grotesco cambiará tu realidad” 

Sigue Kali, composición de Tania y Eloy donde tratan de darle un poco de luz a la oscuridad, pero sin perder el misticismo que inyecta Eloy con la cítara y el sarod, instrumentos de la India. 

“Solo quiero desterrar el odio 
Kali 
Liberarme de la enfermedad 
Sólo extirpa y limpia, acompaña 
Kali 
Mi oscuridad” 

Continúa la sabática Chancapiedra (Eloy/Tania) y luego los sonidos de la selva dan paso a En Mi Mente, una oda a la Ayahuasca concebida por ‘Ñaka’. Una alucinógena base rítmica que te transporta y te hace entrar en trance con las flautas y percusiones nativas de Tavo Castillo (Frágil).

“Ayahuasca, Ayahuasca 
Milagrosa, milagrosa 
Sanadora, mi maestra 
Ayahuasca, Ayahuasca” 

Como bonus track viene la acústica y calmada Apátrida que cuenta con la colaboración de Maya Susarina en la flauta y Daniel Roncagliolo (Kranium, Hands of Doom) en el charango mientras que Ñaka toca el bombo andino. Conjuros de Poder es el disco más oscuro, pesado y contundente de los ermitaños. Tiene una aura negra como ninguno de sus antecesores y desde ya pasa a engrosar la corta lista de las mejores producciones de la historia del metal peruano, y, por qué no, de Sudamérica. La Isla de Malta, Alemania, Austria, Hungría y Holanda los esperan.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada