viernes, 6 de diciembre de 2013

SEVERA DESCARGA THRASH EN CÉNTRICA



Escribe: Pierre Gutiérrez Febres 
Fotos: Caballero Bros

Después de más de cuatro años de ausencia la banda más importante del thrash metal de Alemania, Kreator, regresaba a nuestro país. La cita prometía. En esta oportunidad, los liderados por Mille Petrozza venían acompañados por los padres del crossover, D.R.I., en un concierto histórico puesto que ambas bandas volvían a juntarse luego de 25 años cuando compartieron escenario en una gira estadounidense allá por 1988. La cita era en Céntrica, un local ya acostumbrado al frenetismo del thrash luego de servir como reciento para los conciertos de Annihilator, Destruction y Exumer, por citar a algunos. Pero en esa oportunidad, la capacidad de ese local no quedaría grande. Se esperaba un lleno de bote a bote, el anuncio de posible sold out, luego de agotar las entradas disponibles en la ticketera Tu Entrada, así lo aseguraban. A las 8 p.m. se abrieron las puertas. Las hordas metaleras insaciables y descontroladas hicieron su ingreso. Uno que otro se detuvo a revisar el merchandising oficial de D.R.I. la gran mayoría corrió hacia el escenario que ya se encontraba con las banderolas de ambas bandas. De momento unas 600 personas aguardaban con ansias la salida de Kurt Bretch y sus secuaces quienes volvían luego de 11 años. Después de 40 minutos de espera, los estadounidenses salieron a escena. Los gritos del público se escucharon de inmediato y el pogo se armó desde la primera canción. Temas como Argument Then War, Slum Lord, Suit and Tie Guy, Acid Rain y ThrashHard desataron la furia de muchos fans, que a juzgar por su edad, veían a D.R.I. por primera vez. En un momento de su presentación el bajista Harald Oimoen lució estrambóticas máscaras que llamaron la atención de los bangers. La noche proseguía y canciones como The Explorer, Karma y All For Nothing mantenían los niveles de adrenalina en Céntrica. 


Luego de poco más de una hora de show, los D.R.I. se despedían de su público agradeciendo la energía derrochada por sus fans y anunciando el plato fuerte de la noche: Kreator. Luego de semejante descarga de Crossover, los verdaderos reyes del thrash teutónico preparaban lo que significaría su cuarta presentación en nuestra capital. Con esto, Kreator se corona como la banda de metal que más veces ha tocado en el Perú, compartiendo dicho título con sus connacionales de Destruction que en enero de este año y en el mismo local perpetraron su cuarto show en esta ciudad. 10:30 p.m. Las luces se apagaron y el intro Mars Mantra sonaba por los parlantes. Los alaridos del público nos invadieron cual ola de Tsunami. ¡Kreator! ¡Kreator! ¡Kreator! No paraba de retumbar las paredes de Céntrica al momento que Mille Petrozza y “Ventor” (miembros fundadores de la banda) junto con Sami Yli-Sirniö y Christian "Speesy" Giesler se subían a la tarima. “Phantom Antichrist” fue el tema elegido para darle inicio a la sinfonía thrashera. El pogo y el head banging no se hizo esperar. Para esto, el recinto se encontraba llenó casi casi en su totalidad, a un 95% estimamos. Ningún otro concierto de metal había llevado tanta gente antes a Céntrica. “Lima, Kreator ha vuelto”, exclamó Petrozza, luego de la primera tanda de canciones que incluyó también a “From flood Into Fire” y “Hordes of Chaos”. Siguieron temas más clásicos como el intro de “Coma of Souls”, “Endless Pain” y “Pleasure to Kill” pero la gente no bajaba el nivel de brutalidad, al contrario lo subió aún más. Para “Riot of Violence”, Petrozza quedó en un segundo plano para darle paso a Ventor quien se encargó de la voz principal para este tema. “Esta es nuestra cuarta o quinta presentación aquí” “¡Es la cuarta!, exclamaron unos cuantos fanáticos que si le entendieron a Petrozza. “Es la cuarta, ok. La última vez que lo hicimos, ustedes estuvieron jodidamente grandiosos, pero esta noche ustedes están jodidamente asesinos. Pienso que la música une a la gente. Maldita religión, malditos políticos. ¡Es por eso que somos Enemigos de Dios!, gritó Petrozza antes de tocar Enemy of God. La noche proseguía y para recuperar el aliento, la banda comenzó a interpretar un tema de Michael Jackson. ¿Les gusta Michael Jackson? Entonces, un silencio casi sepulcral se sintió en Céntrica. ¡No!, exclamaron unos pocos, mientras que otros pocos expresaron lo contrario. “Bueno, no me importa si les gusta o no”, agregó Petrozza entre risas. Kreator siguió haciendo lo suyo y no dejaba de entregarnos material nuevo. “United in Hate” y “Civilization Colapsed”, de su último disco fueron interpretadas a la perfección pero el público demandaba más clásicos. “¡Extreme Agression!”, gritaban a todo pulmón algunos fans. Algunos problemas técnicos con la batería no le permitieron a Kreator tocar este tema, y lo afirmamos con conocimiento de causa, puesto que nos ubicamos detrás de la torre de sonido y vimos como en el setlist que manejaban los “plomos” de la banda alemana incluía este tema de 1989. También pudimos ver como Petrozza le hacía algunas señas a Ventor como para terminar más rápido la velada. Fue así como se dio paso a los últimos dos temas de la noche. Petrozza, más que agradecido con la entrega de los bangers peruanos, izaba la bandera del grupo, lo cual significaba una sola cosa. “¡Es hora de levantar la bandera del odio!” “Flag of Hate” fue interpretada y el pogo llegó niveles inesperados, Sin oportunidad a tomar un respiro, como era de esperarse, Kreator empalmó con Tormentor. Céntrica se vino abajo. “Muchas gracias Lima, han sido espectaculares, ¡Kreator volverá!”, prometió Mille antes de descolgar su arma letal de 6 cuerdas. Quedamos de Usted, señor Petrozza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada